Mi primera vez: salir en escena

¿Cuantas veces hemos notado ese cosquilleo de nerviosismo en nuestra tripa cuando nos toca hablar en público?

Tranquilos. No os desesperéis. Yo tengo los 10 mandamientos que no se deben olvidar.

10 consejos básicos para disminuir el nerviosismo antes de hablar en público

1- Tema de interés: El tema que vayas a elegir debe ser un tema que interese a la gente. En el caso que el tema no lo puedas elegir tú, intenta acercar el tema al público.

2- ¿Quién es mi público?: Debes saber quién asistirá a tu exposición: jóvenes, adultos, estudiantes, profesionales, gente mayor… Es imprescindible saberlo para poder adaptar el lenguaje de tu ponencia. También necesitas saber cuánta gente puede asistir.

3- Prepárate a fondo: Debes trabajar en el tema a exponer: lee, infórmate, esquematiza, resume, subraya, prepara una hoja con los puntos clave y memorízalo a la perfección pero sin ser un robot.

4- Ensaya: Importante practicar la ponencia. Es aconsejable hacerlo delante de alguien así puede corregir tus errores o aconsejarte en los puntos más flojos.

5- Calcula tu tiempo: Debes saber por anticipado el tiempo del que dispones. Cuando ensayes hazlo con un cronómetro. Debes tener bien estructurada la ponencia y saber cuanto tiempo dedicarás a cada punto.

6- Tú eres el experto: Tú eres quien expones el tema y el experto. Recuerda que el público oiente está ahí para escuchar y aprender.

7- Prepara respuestas a posibles preguntas: Piensa en posibles preguntas que pueden salir y prepara la respuesta. Esa es la mejor manera de estar tranquilo e ir bien preparado.

8- Lugar de la exposición: Ya saber lo que dirás y como. Ahora sólo falta saber dónde tienes que hacer la exposición. Si ya sabes cuál es el escenario, perfecto. En caso de no saberlo: visita el lugar previamente, conoce la distancia entre el escenario y el público, calcula la gente que puede caber. Si hay muchas sillas, no te pongas nervioso; conoces el tema de la exposición y estás muy preparado.

9- Prepara un “Plan B”: Si llevas material adicional como vídeos, imágenes, necesitas proyector… prueba que funcione correctamente. En caso que no puedas y a la hora de la verdad falle; debes tenes un plan B. Si tenías un power point preparado y no funciona el proyector, recuerda llevar las diapositivas en papel para poder seguir el eje principal de tu ponencia.

10- Relájate y respira: Antes de salir en escena, relaja la cara, hombros, espalda, brazos… Haz diez respiraciones profundas y sal al escenario.

 

Lo has preparado, has ensayado, tienes los documentos en formato papel por si acaso… Nada puede fallar. Recuerda que tu eres el profesional. Para todo hay una primera vez. Y más que vendrán.

 

*Laura Estadella

Mi ídolo, el cliente.

Sabemos que el cliente es lo más importante para cualquier empresa y que siempre tiene la razón (aunque no estés de acuerdo). Debemos mimarlo y hacer que se sienta cómodo con nosotros. La comunicación empresa – cliente debe ser lo más estrecha posible y aunque sólo se trate con ellos en casos puntuales debemos mantener esa relación y no perderla ya que podemos provocar un enfriamiento.

client

Una empresa sin cliente no es una empresa. Una empresa sin cliente no tiene beneficio y por lo tanto, vuélvanse por donde hayan venido. Su opinión es lo que cuenta y lo que hace que la empresa vaya por el buen camino.

 

 

Hay mitos que rondan por las cabezas de las empresas (o mejor dicho, de los directivos):

– El cliente siempre se queja de mi forma de actuar. ¡Qué pesado!

Cambia esa actitud y mejórala. Si el cliente te lo dice será por algo. Puede que no sea el único.

– A un cliente no le ha gustado mi comida y dice que la comida del restaurante de enfrente está más buena y se irá allí. ¡Pues que se vaya! Ya verá que se equivoca. Y volverá

No te tires flores. No volverá. Y cuidado porque el boca-oreja te perjudica. Se dice que un cliente con una experiencia mala se lo comenta a una media de nueve personas cercanas.

– Un cliente se ha quejado y ha puesto una reclamación a mi departamento

No te desesperes. Léela e intenta solucionarlo lo antes y mejor posible. Toda crítica debe ser auto-constructiva para no tropezar dos veces con la misma piedra.

– No me importa lo que opine el cliente de mi persona porque no trabajo de cara a él

Cambia esa mentalidad. Al fin y al cabo, el cliente hace que la empresa donde trabajas funcione (o no). Y ello conlleva a que sigas trabajando o te quedes sin trabajo.

– Tres clientes en lo que llevamos de mañana dicen que el café que sirvo es malo. ¡Y ellos que sabrán! Eso es que no conocen el buen café.  

Alarma! ¿Tres? Podrían ser más. Cambia el café o la máquina.

– Ya he conseguido el cliente que quería y, como ya lo tengo, me relajo

No bajes la guardia. Mantén el cliente  que tanto te ha costado conseguir porque no te costará nada perderle. La fidelización del cliente es fundamental.

*Laura Estadella

De colores va el asunto

En este post me gustaría remarcar la importancia del color corporativo de una empresa/producto/persona. Y es que la inspiración me vino ayer después del Premio Balón de Oro 2013.

Muchas son las críticas que Leo Messi recibió (y lleva recibiendo) respecto a su estilismo en estos premios. Y es que no pasa desapercibido con sus modelitos de lo más “cool”. Su traje con lunares y uno aterciopelado causo sensación pero, el que lució ayer se llevó el premio a la estrategia.

ImageEl futbolista vistió un traje de color granate (grana) bien reluciente y nada discreto. Muchos pensarían: “Nuevamente, rompiendo en tendencia”. Y eso es lo que pensé yo hasta que vi el color del vestido de su acompañante (su chica), azul.

Azul-grana, una combinación que a más de uno (por no decir a todos) nos recuerda al equipo donde el crack argentino juega, F.C. Barcelona.

Puede que luciera el traje para destacar, ya que las estadísticas no le daban como ganador (ni los seguidores del Barça tenían la esperanza); o tal vez lo lució premeditadamente para realzar los colores de su club.

No solamente en fútbol se pueden lucir colores corporativos. No podemos limitar el uso del color corporativo en un sector u otro, sino que es un aspecto ampliamente aplicable a todos los ámbitos.

  • Política

Image

Partido Popular: El azul es el color del partido. Y ese es el color utilizado en material de oficina, mobiliario de los meetings… así como en la corbata de Mariano Rajoy.

Image

PSOE: Por lo contrario, el partido de la oposición se refleja por el color rojo.

  • Deportes

Image

El famoso “A relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor” dicho con pasión captó todas las miradas. Aunque la pasión estaba en el color del uniforme y de las corbatas. Un rojo que recordaba a los colores de la camiseta de la selección española, así como a la bandera nacional.

  • Hosteleria

Image

McDonald’s: Sabemos que es comida basura pero el 90% de las personas pecamos. El rojo y el amarillo destacan en el color corporativo de esta cadena de comida rápida. El rojo, de la carne; el amarillo, ¿tal vez de las patatas fritas?.

ImageFrescCo: Esta cadena de buffet libre luce el verde en su logotipo. Y el verde siempre recuerda a eso, a fresco como las ensaladas.

Estos son algunos de los infinitos ejemplos que nos podemos encontrar en nuestro día a día.  Te animo a observar por las calles de tu ciudad ejemplos de color corporativo significativos en empresas y buscar un por qué.

Moraleja: Utiliza tu color corporativo allá donde vayas y en todo lo referente al trabajo: material de oficina, tarjeta de visita… Hasta mobiliario del despacho. Identifícate y no pases desapercibido.

*Laura Estadella

Vuelvo a las andadas.

Suele pasar que siempre queremos aquello que no tenemos y, cuando lo conseguimos dejamos de desearlo. O que tienes algo con la ilusión de cuidarlo y tu poco tiempo te hace romper esa relación tan estrecha.

Pobre blog. Lo dejé huérfano hace bastante tiempo.

Y no es el primero (eso no significa que lo haga con todo ni con todos).

¿Debería casarme con él y jurarle amor eterno?

Te quiero, MiWordpress.

 

 

Laura Estadella