Conversando con alumnos

Una de las cosas que más me apasiona de dar clase es la gente que conoces. Alumnos a los que coges cariño y, con los días, terminas rompiendo la barrera que os separa para hablar como amigos y conocidos de toda la vida.

grupoAlumnos

Nos sentamos en un bar, con una cerveza delante y hablamos. Hablamos de todo menos de exámenes. ¿Lo que más preocupa? La falta de trabajo, dónde hacer las prácticas, si hay posibilidad de quedarse en dichas empresas, qué haría yo en su lugar…

Y siempre doy mil y un consejos que os resumo en 5 puntos (para evitar que me bloqueen el blog por abuso de espacio).

1. Sal de la zona de confort

Me encantan las mañanas de relax, sofá, libro… Pero hoy me apetece subirme a una moto e incluso conducir una por primera vez“.

Motívate por hacer cosas nuevas que jamás hayas hecho. Deja de lado la monotonía del día a día, da un paso más allá. Ten ganas de evolucionar como persona, arriesga. Si haces lo de siempre, te vas a quedar tal cual estás.

(vía Inknowation)

2. La formación no es inútil

He hecho muchos cursos de formación y seguiré haciéndolos. Cuesta encontrar trabajo pero, ¿qué hago encerrada en casa?“.

Se que lo que interesa es encontrar un trabajo rápido pero aprovecha los cursos para formarte, para ampliar tu currículum y para crear una carrera de oportunidades. ¡Quién sabe! Tal vez la empresa en la que haces las prácticas sea tu futuro lugar de trabajo.

3. Marca la diferencia. Búscate la vida.

– Laura, quiero hacer las prácticas en un supermercado. – ¿Realmente quieres trabajar en uno en un futuro? – No, bueno, no lo se. – Busca otro sitio.

El 80% de alumnos que he tenido quieren hacer prácticas en un supermercado. ¡Error! ¿Por qué un supermercado? ¿Porqué hay muchos y en todos lados? ¿Porqué te crees que es fácil trabajar ahí? ¡Se listo! Si todos quieren ir al mismo lugar, tu ve a otro. Y búscate un sitio con posibilidades de quedarte.

Pura matemática: 1 puesto vacante en un “super” (20 aspirantes); 1 puesto vacante en una joyería (2 aspirantes).

4. Tus “compis” de curso, unos grandes aliados

Gracias por hacer sentir a mi hijo tan a gusto en el curso, lo habéis cuidado muchísimo y os tiene mucho cariño. Sois un grupo muy bonito. Gracias a todos

Siempre hay algún compañero de clase que tiene un amigo el cual tiene un amigo… Y te pueden enchufar a currar. Con ello quiero decir que no te quedes al fondo de clase sólo/a. ¡Relaciónate, habla con ellos, forma parte del grupo…!

Importantísimo destacar por ser un currante y aplicarte en clase (guiño a los que estáis siempre con el móvil en la mano durante la clase o a los que hacéis ver que escucháis y se os caen los párpados).

Lo veo todo.

5. Pisa fuerte

He mandado miles de mails con mi currículum. No he recibido ninguna respuesta. Fui personalmente a cinco, me llamaron de tres“.

Y es así. Porque la molestia de desplazarte tiene sus pros. Demuestras energía, motivación, ganas, “chispa”, empuje, iniciativa…

Y a todo esto, pedimos otra cerveza para seguir charlando.

Laura Estadella

Anuncios

Venderse sin perderse

Dejar de perder el tiempo.

Los currículums típicos terminan en las papeleras de las empresas donde los enviáis. De hecho, en ocasiones no llegan ni en manos de quién decide. Y si, para colmo lo enviáis vía mail, corres el riesgo de que no llegue nunca a quien debería llegar.

Algunos pasan de empleado a empleado y se traspapela, otros no son leídos jamás, otros quedan entre más currículums que interesan y… ahí se queda.

 

Y sólo los que realmente llaman la atención son leídos (o vistos). Así que, os voy a enseñar 2 maneras originales de “venderse” a uno mismo y 1 para auto-destruirse y abandonar.

 

1. Currículum Vitae en un Codigo QR

 

2. Currículum artístico

 

3. Hasta nunca, jefe

 

 

Moraleja: Jamás imites a la mayoría ni hagas lo que haría todo el mundo.  Se único para venderte, diferente. Es parte del éxito. 

 

Laura Estadella